Corría el año 2002 ,cuando por cuestiones familiares visité Buenos Aires. Era una noche de verano en Enero (invierno en Europa), cuando por la zona de Vicante López, una de las más adineradas de la capital de la República Argentina, tanto, que la Residencia Oficial de la Presidencia de la Nación, llamada “La Quinta de los Olivos” está ubicada allí.

Recuerdo en esa calurosa noche de enero, que en una de las avenidas paramos el coche para dejar pasar un tren y mi piel se erizó. Mis ojos no daban crédito a lo que veía, puesto que como sacado de una película de terror, una serie tras otra de vagones desconchados, sin luz ni cristales, desprovistos de las más elementales medidas de higiene ,llenos de personas cuyas caras parecían todas iguales (la desesperanza y el sufrimiento, tiende a que nuestras caras sean iguales) miraban no hacia Buenos Aires, sino hacia un futuro vacío de esperanza, o hacia un futuro tan a corto plazo como el de una sola noche dedicada a su modo de vida: el cartoneo (la venta de cartón por cuatro pesos mal pagados).

Me sentí culpable y mal, anoté cada segundo en mi mente, que es el cuaderno que un periodista nunca debe olvidar a falta de uno de papel.

Años después he sacado los apuntes de mi cabeza al ver un reportaje acerca de ese tren donde la desesperanza se reúne con los desheredados en un akelarre de miseria cuyo horizonte no tiene fin.

Y lo más curioso del caso es que durante el paso del tren se hizo en mi cabeza un silencio que me impidió oir el ruido de los vagones…¿sería mi conciencia?..

Si queréis tener más información acerca de este movimiento.

Anuncios

cerrado-por-vacacionesAunque el portátil siempre viaja conmigo, no tengo la seguridad de poder estar conectado a la red allá donde esté, por tanto voy a estar 15 días inoperativo. A mi vuelta quiero dar un nuevo impulso a este blog, en contenidos, así como en las diferentes redes sociales con ayuda de asociaciones… es un proyecto que como tal se ha de meditar para saber que se puede hacer en la medida de las posibilidades de cada uno y actuar con todas las fuerzas, modestas, pero fuerzas a fin de cuentas, para que al menos alguien cada día, aunque solo sea una persona se conciencie de lo que pasa fuera de nuestro entorno, y que haga algo, aunque sea una mínima acción que permita a otros recuperar algo tan inherente al Ser Humano como es la Libertad.

Nos vemos en 15 días.

Una injusticia irreparable

septiembre 5, 2009

20MINUTOS.ES. 04.09.2009

Cameron Todd Willingham podría ser el primer reo de la historia de los Estados Unidos cuya inocencia se reconoce oficialmente después de su ejecución, ya que unos expertos han demostrado que no fue autor de los hechos que le llevaron a al corredor de la muerte.

Este hombre fue ejecutado en 2004 mediante inyección letal en Texas después de ser declarado culpable de haber provocado en su casa el incendio que acabó con la vida de sus tres hijas en 1992.

Ese mismo año fue condenado a muerte por un jurado que tomó su decisión basándose en informes periciales erróneos, la evaluación de un psiquiatra que nunca se entrevistó con el reo y una serie de testigos poco fiables que cambiaron sus declaraciones. Esta cadena de circunstancias, aderezadas con una defensa de mala calidad, condenaron a Willingham a la pena capital.

Sin embargo, cinco años después de su ejecución, un nuevo análisis exhaustivo de las pruebas demuestran que el análisis que se hizo del siniestro no fue riguroso, teniendo en cuenta dos informes de expertos forenses difundidos en 2006 por la asociación Proyecto Inocencia que dictaminaron que el incendio fue accidental.

EUROPA PRESS/foto:EFE

La Policía Nacional de El Salvador ha arrestado a un pandillero presuntamente implicado en el asesinato del periodista y cineasta hispano francés Christian Poveda que únicamente fue identificado bajo el alias de ‘el Puma’ y habría colaborado con los agentes facilitando datos sobre el crimen.

El jefe de la División Antihomicidios (DIHO) de la Policía, inspector Marco Tulio Lima, explicó que este supuesto pandillero ha dicho que Poveda fue asesinado el miércoles por la tarde en las cercanías del puente del río Las Cañas, en el municipio de Tonacatepeque, muy cerca de San Salvador, pero no quiso dar más detalles acerca de su declaración.

Lima añadió que los investigadores están trabajando también en las pruebas que se han ido recabando en el lugar del suceso, como son huellas de calzado alrededor del vehículo así como abundante material fotográfico y documental relacionado con pandilleros.

Junto al todoterreno

“Hemos encontrado evidencia de calzado en el costado derecho del vehículo”, indicó Lima, citado por el diario local La Prensa Gráfica, al tiempo que señaló que el rastro corresponde a un zapato tenis “como los que usan los pandilleros”.

Además, en el vehículo de Poveda había una cámara de fotos que contenía numerosas imágenes de pandilleros y una lista de alias de pandilleros. Con esto, según Lima, “se refuerza la hipótesis de que las pandillas” están ligadas al crimen.

Poveda, de 54 años y director del documental La Vida Loca en el que narra el mundo de las ‘maras’ salvadoreñas, fue asesinado en una carretera poco transitada de Tonacatepeque. El cadáver, que tenía cuatro heridas de bala en la cara, fue encontrado por agentes de la Policía Nacional a unos tres metros de un vehículo todoterreno donde también se encontró una grabadora.

Daños colaterales

septiembre 4, 2009

Daños colaterales es el término técnico que las altas jerarquías militares y políticas adoptaron hace años para atenuar que mueran víctimas inocentes en ataques causados contra el enemigo; puesto que cuando es al reves se aplica la palabra víctima en mayúscula, como debe ser, añadiendo el adjetivo de “inocentes”, como suele suceder.

La OTAN, garante de la seguridad en occidente ha matado a cerca de un centenar de personas en Afganistán al bombardear un convoy de combustible que había sido robado por los Talibanes. Sin el menor atisbo de humanidad se han llevado por delante la vida de casi 100 seres humanos y todo por un puñado de camiones. Este hecho, lejos de ser glorioso, nos pone a occidente a la altura de los Talibanes, quienes elijen un objetivo y no les importa el número de  muertos y heridos que puedan dejar con su occecada violencia asesina. Pero lo que ha hecho la OTAN hoy ¿se diferencia mucho de un ataque Talibán, o solo son daños colaterales?.

Creo que con la tecnología y la estrategia que posee occidente, se puede luchar de otra manera sin que se llegue a estos extremos.

Se reabre el caso Polikovskaya

septiembre 4, 2009

La periodista rusa asesinada Anna Polikovskaya. (Foto: AFP)

La periodista rusa asesinada Anna Polikovskaya. (Foto: AFP)

EfeMoscú

El Tribunal Supremo de Rusia ha ordenado a la Fiscalía que reabra la investigación del asesinato de la periodista rusa Anna Politkovskaya, como habían solicitado tanto la familia como varias organizaciones internacionales.

El Supremo atiende así el recurso interpuesto por los hijos de la reportera, Vera e Iliá, que querían que el caso regresara a manos de la Fiscalía, según han informado las agencias rusas.

Éstos apelaron al Supremo después de que el tribunal militar de Moscú rechazara el pasado 7 de agosto su petición de reabrir la investigación.

El Supremo considera que existen razones para unificar en un solo proceso las acusaciones contra todas las personas que participaron en el asesinato de Politkovskaya, es decir, el asesino, los cómplices y los organizadores.

Al respecto, considera que el estudio judicial de esos casos de manera separada podría afectar a la objetividad del proceso.

Por ello, ordena devolver a la Fiscalía las causas contra los hermanos chechenes -Dzhabrail e Ibraguim Majmudov- y el oficial del Ministerio del Interior Serguei Jadzhikurbenov, sospechosos de participar en el asesinato.

Además, la Fiscalía también deberá reabrir la investigación sobre el oficial de los servicios secretos Pavel Riaguzov, sospechoso de abuso de poder y extorsión.

Estos cuatro inculpados en el primer juicio fueron absueltos por unanimidad por un jurado popular en febrero pasado.

Según la Fiscalía, los hermanos Majmudov habrían conducido a un tercer hermano, Rustam, presunto asesino, hasta el domicilio de Politkovskaya, mientras Jadzhikurbanov le habría ayudado a darse a la fuga.

El Supremo también quiere que se investigue a Rustam Majmudov, que se encuentra en paradero desconocido y contra quien pesa una orden de busca y captura internacional, así como se establezca a los organizadores del asesinato.

Además de la familia, organizaciones de derechos humanos rusas e internacionales y el bisemanario ‘Novaya Gazeta’, en el que trabajó Politkovskaya desde 1999 hasta su muerte, también abogaban por el inicio de una nueva investigación. En su recurso los descendientes de Politkovskaya, que fue asesinada en Moscú en octubre de 2006, expusieron que no desean un nuevo juicio hasta que la Fiscalía identifique tanto al autor material del asesinato como a los que lo encargaron.

El Supremo ya anuló el pasado 25 de junio la sentencia absolutoria para los cuatro imputados y ordenó la celebración de un nuevo juicio.

El tribunal militar de Moscú ya había iniciado las audiencias preliminares e, incluso, la selección del jurado para el segundo juicio por el asesinato de Politkovskaya.

Parece que las personas llevan el sino marcado en sus obsesiones. En la consecución de sus objetivos muchas veces está escondida la muerte. La de Poveda era mostrarnos los entresijos de la maldad, de lo poco que vale la vida humana en zonas como El Salvador y si ya lo hizo con su película, “La vida loca” ha dado fe con su propia sangre.

Es curioso, pero llevamos escrito en la frente que la pasión por demostrar la verdad solo nos puede traer problemas y los periodistas, entre los que no me atrevo a figurar, han nacido para eso,  para a través de descubrir la verdad traer problemas a sus vidas y darnos luz a la nuestra.

Pincha y accede a ver el trailer de la pelicula de este periodista comprometido y asesinado por contar la verdad.

Agencia Efe/20 minutos

Un grupo de desconocidos asesinó a balazos al fotógrafo franco-españolChristian Poveda, reconocido por su trabajo en la dirección de un documental sobre las pandillas en El Salvador, informó este jueves el ministro de Justicia y Seguridad, Manuel Melgar.

El cadáver de Poveda, que presentaba varios impactos de bala, fue hallado el miércoles en el pequeño poblado de El Rosario, próximo a la localidad de Tonacatepeque, en el departamento de San Salvador.

La Policía está investigando el crimen, del que se desconocían aún los detalles“Él falleció a partir de impactos de bala que fueron ejecutados por individuos en el lugar”, declaró Melgar a los reporteros, sin precisar móviles o posibles autores que, según dijo, ahora son materia de investigación.

Melgar aseguró que la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía iniciaron de inmediato las indagaciones “para esclarecer y llevar ante la justicia a los autores de este hecho criminal”.

“Tenemos órdenes expresas del presidente (Mauricio) Funes”, afirmó el titular de Seguridad y Justicia, quien señaló que el compromiso de las autoridades es “trabajar sin tregua para esclarecer este hecho”.

‘La Vida Loca’

Poveda fue corresponsal de prensa en El Salvador durante la guerra civil (1980-1992) y fue autor de La Vida Loca, un documental en el que narra la vida de un grupo de pandilleros de la “Mara 18” que residen en el barrio La Campanera, del municipio de Soyapango, en el este de San Salvador.

Durante el rodaje del documental, Poveda habría sido testigo de siete homicidiosSegún medios locales, Poveda fue testigo durante el rodaje del documental de siete homicidios, tres de ellos de protagonistas de su producción.

El documental ha sido exhibido en festivales de Estados Unidos, México, España y Cuba, así como universidades y museos de El Salvador.

La “Mara 18” y la “MS”, que son rivales entre sí, son acusadas por las autoridades de gran parte de los asesinatos y otros delitos que se comenten en el país centroamericano.

UN ARRESTO TRAS LA ÚLTIMA AGRESIÓN CONTRA DOCE PERIODISTAS : “MUESTRAS DE LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD, PERO UNA POLARIZACIÓN TENAZ”

Reporteros sin Fronteras se informa acerca de los rápidos adelantos de la investigación sobre la agresión, el 13 de agosto, sufrida por doce periodistas del grupo de prensa privado Cadena Capriles. Gabriel Uzcátegui Beaumont, de 28 años, trabajador de una fundación paraestatal, fue arrestado por la tarde del 15 de agosto y la fiscalía general de la República anunció que tendrían lugar nueve interpelaciones más gracias a los testimonios de las víctimas así como a las grabaciones y clichés de lo ocurrido.

“Damos nuestro apoyo a las redacciones de Cadena Capriles. El gobierno ha dado muestras reales de lucha contra la impunidad en este asunto al igual que lo hizo con el arresto de la militante Lina Ron, justo después de un asalto armado contra la sede de la cadena privada Globovisión, el 3 de agosto. No obstante, tememos que en un contexto que sigue siendo tan extremo, alimentado por nuevas legislaciones controvertidas y recientes cierres de medios de comunicación (leer el comunicado del 3 de agosto de 2009), el gobierno se vea cada vez más desbordado por unos militantes extremistas que se valen de él. La cuestión de los medios de comunicación exige más que nunca un debate nacional, que asocie todas las sensibilidades”, declaró Reporteros sin Fronteras.

Se sospecha que Gabriel Uzcátegui Beaumont, empleado por la Fundación Simón Rodríguez, participase en la violenta agresión contra doce periosdistas de Cadena Capriles, de los que ocho fueron gravemente heridos. Octavio Hernández, Manuel Alejandro Álvarez, Gabriela Iribarren, Jesús Hurtado, Marco Ruíz, Usbaldo Arrieta, Fernando Peñalver, Marie Rondón, Greasi Bolaños, Glexis Pastran, César Batiz y Sergio Moreno González se manifestaban pacíficamente contra algunas cláusulas de la nueva Ley de Educación cuando los atacaron, en pleno centro de Caracas, gritando “defensores de la oligarquía”. El grupo Cadena Capriles posee entre otros el principal diario del país, Últimas Noticias.

Durante una alocución televisada poco después del arresto de Gabriel Uzcátegui Beaumont, el presidente Hugo Chávez condenó sin reservas tal agresión. También denunció las violencias cometidas el 3 de agosto contra la cadena Globovisión, muy crítica con él y de la que fustiga a menudo el “terrorismo mediático” en antena (leer el comunicado del 21 de julio de 2009).

El nuevo arsenal legislativo en materia de prensa suscita muy fuertes controversias. La Asamblea Nacional rechazó hace poco el voto de una ley contra los delitos mediáticos que condena a los contraventores a cuatro años de prisión. En cambio, aprobó, el 13 de agosto, la Ley de Educación, que retoma algunas disposiciones del anterior proyecto de ley relativo a las ofensas a la  “moral pública” o a la “salud mental” cometidas por los medios de comunicación.

NUEVA OLEADA DE AGRESIONES CONTRA LA PRENSA : “EL GOBIERNO DE FACTO RECOGE LOS FRUTOS DE SU GUERRA MEDIÁTICA”

Reporteros sin Fronteras denuncia la nueva oleada de violencia desatada la semana pasada en todos los frentes contra la prensa, precisamente cuando parece más que nunca sin salida la situación creada desde el Golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

“Una vez más, el gobierno de facto pone de manifiesto su concepto de la libertad de prensa censurando, o enviando a las tropas contra los medios de comunicación que están en contra del golpe de Estado. Los ataques a determinados medios comunitarios o educativos son una muestra más del empeoramiento que la situación general de la libertad de prensa padece desde el 28 de junio. El gobierno de facto recoge los frutos de la guerra mediática que desencadenó en el momento del golpe. Hacemos también un llamamiento a los militantes del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado para que ellos, a su vez, no cedan a la tentación de usar la violencia física contra los medios favorables al gobierno de facto, ni contra sus trabajadores”, declaró Reporteros sin Fronteras.

Lidieth Diaz, de Radio Globo – uno de los últimos medios críticos con el gobierno de facto, y amenazado de cierre por él -, declaró el 13 de agosto de 2009 que le habían negado el acceso a la casa presidencial, siguiendo instrucciones personales del presidente de facto Roberto Micheletti. La periodista, que tenía que cubrir una ceremonia que él presidía, finalmente consiguió entrar horas más tarde, después de que interviniera en su favor la Fiscalía de los Derechos Humanos.

El 14 de agosto la dirección de Radio Progreso, emisora educativa fundada y animada por la comunidad jesuita, denunció que la policía de Choloma Cortés (Noreste) había agredido al periodista Gustavo Cardoza cuando cubría el violento desalojo de sus viviendas, por las fuerzas del orden, de unos simpatizantes del depuesto presidente Manuel Zelaya. El periodista declaró que un policía le agarró de una mejilla. Unos testigos confirmaron que seis funcionarios policiales se lanzaron le asaltaron y le propinaron varios golpes en la cabeza, mientras se encontraba en el suelo e inmóvil. Trasladado al puesto de policía  y detenido durante varias horas, Gustavo Cardoza quedó en libertad gracias a la mediacion de un grupo de abogados vinculados al Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado.

En el curso de la misma operación las fuerzas del orden maltrataron y confiscaron su material al fotógrafo Julio Umaña, del diario Tiempo, quien sin embargo acababa de mostrarles su acreditación. El diario Tiempo ha denunciado también los ataques sufridos por otros periodistas de su redacción, en el momento de cubrir las recientes manifestaciones de apoyo a Manuel Zelaya.

El 12 de agosto, en el Parque Central de Tegucigalpa, unos militares secundados por policías detuvieron a Alfredo López, director de la emisora comunitaria Radio Coco Dulce, al margen de las manifestaciones del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado. El periodista salió en libertad por la noche, según la Asociación Mundial de Radiodifusores Comunitarios (AMARC).

Las violentas derivas en contra de los profesionales de la prensa también han causado víctimas en el campo de los pro-Micheletti. El 15 de agosto, en la capital, arrojaron cinco cócteles Molotov a la sede del diario El Heraldo, de los que solamente explotaron tres. Varios periodistas y fotógrafos del diario, cuya línea editorial es muy favorable al gobierno de facto, han sido objeto de amenazas, intimidaciones e incluso agresiones físicas, protagonizadas por simpatizantes de Manuel Zelaya que acusan a El Heraldo de haber tomado parte en la conspiración urdida para derrocar al presidente electo.

El mismo día, unos miembros del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado se manifestaron ante los locales del diario La Tribuna en Tegucigalpa, agrediendo verbalmente al director, y al personal de la redacción. Dos días antes, cuatro desconocidos encapuchados incendiaron un camión de distribución del periódico.